MENÚ

Principio dialógico

El principio dialógico nos ayuda a comprender mejor el pensamiento complejo. El principio dialógico nos indica la necesidad y la naturaleza de que todos los componentes de un sistema se compenetran e interaccionan incluso cuando entre ellos existen antagonismos.

Edgar Morin nos lo resume en Introducción al pensamiento complejo:
[…]Tomemos el ejemplo de la organización viviente. Ella nació, sin duda, del encuentro entre dos tipos de entidades físico-químicas, un tipo estable que puede reproducirse y cuya estabilidad puede llevar en sí misma una memoria que se vuelve hereditaria: el ADN y, por otra parte, los aminoácidos, que forman las proteínas de formas múltiples, extremadamente inestables, que se degradan pero se reconstituyen sin cesar a partir de mensajes que surgen del ADN. Dicho de otro modo, hay dos lógicas: una, la de una proteína inestable, que vive en contacto con el medio, que permite la existencia fenoménica, y otra, que asegura la reproducción. Estos dos principios están yuxtapuestos, son necesarios uno para el otro.

[…] Orden y desorden son dos enemigos: uno suprime al otro pero, al mismo tiempo, en ciertos casos, colaboran y producen la organización y la complejidad. El principio dialógico nos permite mantener la dualidad en el seno de la unidad. Asocia dos términos a la vez complementarios y antagonistas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario